miércoles, 31 de mayo de 2017

Edmund Hillary y la conquista del Everest(29-5-1953)

Edmund Hillary y Tenzing Norgay alcanzaron la cima del Everest en 1953 abriendo una ruta por el collado sur. 
Edmund Hillary.
Edmund Percival Hillary nació el 20 de julio de 1919 en Auckland, Nueva Zelanda, nieto de ingleses de Yorkshire.

 Sir Edmund Percival Hillary   fallecido a los 88 años de edad (11-1-2008).

El alpinista y explorador neozelandés convirtió su nombre en leyenda el 29 de mayo de 1953, cuando coronó con éxito su ascensión al Everest, de 8.848 metros, convirtiéndose en el primer hombre en el mundo en completar la gesta.

 A finales  de 1953, fue nombrado sir, como reconocimiento a su hazaña.
El pico recibe el nombre de Everest  en honor de Sir George Everest, geógrafo y topógrafo Galés, responsable de la topografía de la India entre 1830 y 1843.

Everest
En 1956 (junto a otra expedición británica) al conseguir llegar al Polo Sur en tractor, en la que fue la primera travesía de la historia con vehículos por el continente helado de la Antártida. Desde 1984 a 1988 fue el Alto Comisionado de Nueva Zelanda en la India.

Edmund Hillary falleció en Auckland el 11 de enero de 2008.

 Edmund Hillary es autor de libros como: From the Ocean To the Sky, sobre una travesía en bote desde el Golfo de Bengala hasta los confines del Himalaya; La travesía de la Antártida (1960) y la autobiografía Sir Edmund Hillary. Una visión desde la cumbre (1999).
Tenzing Norgay
 Tenzing Norgay nació el 29 de mayo de 1914 en Khumbu, Nepal. (1914?-1986)Acompañó en la escalada a  la cima del Everest a Edmund Hillary.

 También era un buen alpinista, muy fuerte, con un gran historial. Probablemente, en aquel momento, era el sherpa que más destacaba como escalador.

 Tenzing tenía una personalidad muy atractiva, muy agradable.

 Con la ayuda  de sherpas, capitaneados por Tenzing Norgay, debido a que era muy experimentado, pues había intentado ascender el Everest seis veces; acompañados del periodista Jan Morris, corresponsal de The Times, y 362 porteadores, consiguieron alcanzar la cima del Everest.

Tenzing Norgay y Edmund Hillary se hicieron famosos cuando alcanzaron la cima del monte Everest a las 11:30 de la mañana del 29 de mayo de 1953, Tenzing junto con Hillary coronaron la célebre montaña formando parte de la expedición británica liderada por el coronel John Hunt.










viernes, 12 de mayo de 2017

El primer sindicato en España

Resultado de imagen de sindicato tejedores
Con anterioridad a la industrialización moderna, existieron organizaciones, los gremios, que defendían en el seno de la actividad artesanal a los trabajadores de un determinado oficio. Regulaban la producción y controlaban hasta el más mínimo detalle. Los operarios tenían la oportunidad de ascender en la escala laboral según su pericia y méritos.

 Frente a esas organizaciones de carácter preindustrial, los sindicatos nacieron como respuesta a los problemas planteados por la mecanización. Representaban a obreros desposeídos de la iniciativa y creatividad en el proceso productivo.
 Gremios y sindicatos respondían, por tanto, a circunstanciaseconómicas y sociales distintas.

Génesis del Asociacionismo obrero: El más lejano precedente del sindicalismo en España, es el acuerdo de 2 de julio de 1834, entre los industriales y jóvenes obreros que fija en 33 canas la longitud de la pieza. (La cana equivalía entonces a 1,555 metros en Barcelona, si bien variaba algo en el resto del territorio. Estos 1,555 metros son el equivalente a 8 palmos, 6 pies o dos pasos. En la localidad de Tortosa equivalía a 1,587 metros; en Tolosa a 1,60 metros y en Carcasona a 1,785 metros.)

Resultado de imagen de sindicato tejedores
 Aunque no se ha llegado a un acuerdo unánime sobre el primer sindicato en España la asociación Mutua de Obreros de la Industria Algodonera, fundada en 1840 bajo una forma de sociedad de socorro mutuo, encerraba en su fondo una sociedad de resistencia: la sociedad de tejedores, sociedad que la doctrina, y más concretamente D. Ricardo Ron Latas en su libro “Los Sindicatos horizontales” coincide en señalar como el primer sindicato obrero español.


 LOS INICIOS DEL MOVIMIENTO OBRERO EN ESPAÑA: La industria del algodón y la primera siderurgia necesitó de miles de trabajadores agrícolas en paro. El éxodo rural (menor que en Inglaterra y en otros países europeos) se incrementó a partir de 1830 e hizo crecer los barrios periféricos de las ciudades (sin infraestructuras y servicios y unas viviendas improvisadas), focos de miseria y enfermedades infecciosas (tuberculosis y cólera). Jornadas laborales de 12 a 14 horas, sin seguridad preventiva, con accidentes frecuentes y sin otro descanso que los domingos. La vida media de los obreros catalanes era de 19 años cuando era de 40 para la clase alta barcelonesa.
Resultado de imagen de sindicato tejedores


Trabajaban por igual hombres, mujeres y niños de hasta 6 y 7 años, con salarios muy bajos (aunque superiores a los del campo). El analfabetismo era generalizado, afectando al 69% de los hombres y al 92% de las mujeres.

 Una crisis hacía caer las ventas y los despidos se multiplicaban; el paro conllevaba hambre y enfermedad. Con frecuencia se generalizaba la percepción de que las oleadas de inmigrantes a las ciudades constituían un peligro social.

 El 6 de agosto de 1835, la fábrica de telas «Bonaplata y Compañía» y «El vapor» fueron incendiadas en Barcelona. Al día siguiente fue ejecutado el obrero Pardiñas, como presunto autor del incendio, y el 11 de agosto tres obreros más.
Resultado de imagen de sindicato tejedores
 A partir de 1838 los obreros comenzaron a asociarse y acudieron al Capitán General de Cataluña, barón de Meer, representante de la Comisión de Fábricas, pidiéndole autorización para asociarse. Los patronos estaban asociados desde 1833 en dicha Comisión de Fábrica, sin embargo los obreros no obtuvieron la autorización solicitada.

La Asociación de Tejedores de Barcelona, fue una asociación de los tejedores de algodón de Barcelona (Cataluña, España) y de los pueblos y poblaciones colindantes creada en la clandestinidad en el verano de 1839 y que se constituyó en 1840 como sociedad de ayuda mutua con el nombre de Sociedad Mutua de Tejedores de Barcelona que dio cobertura legal a sus actividades de "resistencia".

 Fue prohibida en varias ocasiones porque el derecho de asociación no fue reconocido durante el reinado de Isabel II, pero continuó realizando actividades utilizando diversos recursos o evasivas. Fue el primer sindicato de la historia de España.